Bolsonaro denunció una conspiración de la Corte y el Congreso para destituirlo

0
20

Aseguró tener documentos de inteligencia que probarían la existencia de una «operación» en su contra.

Por Eleonora Gosman

En una reunión con parlamentarios aliados, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, denunció una «conspiración» para destituirlo. Dijo que le habían acercado documentos procedentes de la Agencia Brasileña de Inteligencia (ABIN), que probarían la existencia de una «operación» orquestada, según él, por miembros del Congreso y de la Corte Suprema. 

La cita con los congresistas ocurrió el jueves en el Palacio del Planalto, y allí el presidente acusó al titular de Diputados, Rodrigo Maia (del DEM), al gobernador de San Pablo Joao Doria (del Partido Socialdemócrata) y a miembros de la Corte Suprema de querer destituirlo.

El clima entre el Parlamento brasileño y el jefe de Estado se tornó denso a raíz del despido del ex ministro Luiz Henrique Mandetta, el único que tuvo las agallas suficientes como para enfrentar la posición presidencial respecto de la cuarentena. Su reemplazo por el médico oncólogo Nelson Teich, quién asumió la jefatura del Ministerio de Salud este viernes por la mañana, abrió heridas: la irritación entre parlamentarios y presidente se tornó muy hostil, lo que hace temer por los dos años y medio que aún le restan a Bolsonaro en el poder.

Golpe blando contra Bolsonaro, los militares lo corren del Gobierno

Al concretarse el cambio de mando en Salud, el diputado Maia, que dirige la Cámara Baja y que es tercero en la sucesión presidencial, declaró: «Esto asusta a la población brasileña», porque ocurrió en medio de la pandemia.

Maia afirmo que la salida de Mandetta «asusta a la población brasileña», porque el Ministerio de Salud cambia de dirección en medio de la pandemia. Y sostuvo que Bolsonaro apuesta a romper con la cuarentena, empujando a la sociedad al «matadero».

En respuesta a la emisora CNN Brasil, Bolsonaro llegó a decir que Maia estaba confabulado «contra la cúpula del gobierno» para crear «desorden» en la economía, con vistas a las elecciones presidenciales de octubre de 2022. Para el presidente es «lamentable» la posición de Maia: «El resolvió asumir el papel del Ejecutivo con ataques contundentes a nuestra posición».

Sostuvo que, para él, «no es posible actuar de esa manera. Puso en contra mío a los gobernadores. No aguantamos eso». Y luego se preguntó: «¿Cuál es el objetivo del señor Maia cuando resuelve atacar al presidente de la República? El no quiere resolver los problemas. Quiere atacar con una cuchillada al gobierno, con la intención de sacarme del cargo».

El legislador Maia, que tiene el apoyo de todos los sectores políticos -inclusive los de izquierda-no tardó en replicar: «El presidente ataca con un antiguo truco de la política: cuando hay noticias malas, como el despido del ex ministro Mandetta, lo que quiere Bolsonario es cambiar el eje de las noticias. Para nosotros, la salud es el tema relevante del momento; es decir, nos interesa por sobre todo las acciones que condujo el ex ministro y que ahora son construidas por el nuevo funcionario». Más aún, Maia defendió el auxilio financiero a los estados provinciales, cuyos gobernadores deben montar la estrategia contra la pandemia del Covid-19

La Corte Suprema, el máximo organismo judicial contra la que Bolsonaro tiene un enfado especial, ya le había avisado al presidente que se va a posicionar «siempre del lado de los protocolos de la Organización Mundial de la Salud para combatir el Coronavirus». A comienzos de abril, el titular de la Corte Jose Antonio Dias Toffoli llegó a advertirle al presidente: «No podemos ir contra los hechos. No es con presunciones y expresiones del tipo «creo que», que vamos a resolver el problema».

El último jueves, documentos recibidos por los gobernadores y por los intendentes de grandes ciudades, mostró el nivel de preocupación con el futuro inmediato que existe en las Fuerzas Armadas. Son dos generales encumbrados en los puestos más altos del Planalto, Walter Braga Netto y Luiz Eduardo Ramos, quienes dirigen operativamente al gobierno en el combate al Covid. Ellos se encargaron de girar al jefe de la Región Militar 1ª, Luiz Mauro Rodrigues, un pedido para que las autoridades de los estados de Río de Janeiro y Espirito Santo, como también los municipios, informen sobre «cantidad de cementerios, disponibilidad de sepulturas y capacidad de entierros diarios».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here