Brasil: el Museo Nacional no tenía sistema de prevención de incendios

    0
    Brasil: el Museo Nacional no tenía sistema de prevención de incendios
    Una empleada del Museo Nacional de Río de Janeiro llora sin consuelo./ EFE

    Enfrentaba restricciones de recursos. Afirman que es irrecuperable.

    El incendio del Museo Nacional de Historia borró 200 años de historia de Brasil. En junio último había cumplido, precisamente, dos siglos. La tristeza y amargura ha invadido a estudiantes, profesores e intelectuales que, afirman, no hay como recuperar ese acervo de 22 millones de piezas y documentos que contenía a la joven Luzia, cuyo esqueleto tenía 12.000 años de antigüedad. Una joya de la arqueología brasileña encontrada en Minas Gerais.

    Empleados del Museo Nacional de Río de Janeiro, sin consuelo./EFE
    Empleados del Museo Nacional de Río de Janeiro, sin consuelo./EFE

    El palacio fue la sede de la casa real brasileña. Para el rector de la Universidad Federal de Río de Janeiro, Roberto Leher, “es obvio que la forma del combate al fuego no guardó proporción con tamaño incendio. Percibimos claramente que faltó logística y capacidad de infraestructura del Cuerpo de Bomberos para dar cuenta de un acontecimiento tan devastador”.

    Vista general del Museo Nacional de Río de Janeiro donde la tarde del domingo se originó un incendio devastador./ EFE
    Vista general del Museo Nacional de Río de Janeiro donde la tarde del domingo se originó un incendio devastador./ EFE

    El palacio no tenía sistema de prevención contra incendios. Y se proyectaba instalarlo en un futuro con un crédito que daría el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) por 5,4 millones de dólares.

    El museo era gerenciado por la UFRJ.

    Un hombre muestra un cartel en el que se lee "Cultura en luto" frente al Museo Nacional de Río de Janeiro./ EFE
    Un hombre muestra un cartel en el que se lee «Cultura en luto» frente al Museo Nacional de Río de Janeiro./ EFE

    Para el columnista Reynaldo Jose Lopez, “la institución, pese a su magnificencia e importancia, enfrentaba restricciones de recursosdesde hacía varios años.

    “Es una negligencia criminal con la cultura, la historia, el pasado y, también el futuro. La destrucción del Museo Nacional es, también, la aniquilación de parte de la civilización brasileña”.

    Y desde ese lugar “asume una dimensión simbólica siniestra en este momento en que Brasil parece disolverse en nuestras manos”.

    Eleonora Gosman

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here