Celso Amorim: «El gobierno de Brasil hoy es el epicentro de la extrema derecha internacional»

0
Celso Amorim:
Celso Amorim: "El gobierno de Brasil hoy es el epicentro de la extrema derecha internacional"

El ex canciller brasileño habló con elDiarioAr en el marco de la visita de Lula da Silva a la Argentina. Apuntó al gobierno de Bolsonaro y dijo que el objetivo de Lula es «recuperar el Brasil que, desde el retorno de la democracia, siempre fue visto como un país confiable». Sobre el rol del gigante sudamericano en el tablero global en un eventual nuevo gobierno del PT, destacó la relación con la UE como «estratégica» y anticipó: «No deseamos tener que optar entre unos u otros, tal como está planteado el conflicto geopolítico mundial entre Estados Unidos y China».

 “Fueron tres días de gran intensidad”. Así describió el embajador Celso Amorim la gira por Buenos Aires capitaneada por el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien hoy terminó su visita en una reunión con los dirigentes de la Confederación General del Trabajo. Para el diplomático, que fue canciller en los dos gobiernos de Lula (2003-2010), el punto álgido del viaje fue, sin duda, la manifestación en la Plaza de Mayo. Allí fue donde el líder político pudo comprobar su popularidad entre los argentinos. Y al lado de Alberto Fernández, de Cristina Kirchner y del ex presidente uruguayo José «Pepe» Mujica, pudo ratificar su fidelidad a los principios de “democracia, dignidad y solidaridad”.

En una entrevista con elDiarioAr, Amorim destacó dos prioridades en el orden regional e internacional que tendrá un futuro gobierno de Lula si resultara electo en octubre próximo, como efectivamente indican todas las encuestas. Uno de los grandes objetivos es reconstruir Unasur (la Unión de Naciones Sudamericanas) y el otro, ya de carácter más estratégico, es consolidar la asociación con la Unión Europea.

 ¿Cuál es balance que usted hace respecto a la participación de Lula en la Plaza de Mayo?

En estos pocos pero muy intensos días que pasamos en Buenos Aires, pudimos mostrar a la Argentina y a América del Sur que existe otro Brasil, y que no es aquel representado por el gobierno de (Jair) Bolsonaro. La participación de Lula junto a Pepe Mujica, al presidente Alberto Fernández y a Cristina Kirchner, muestra además claramente que somos fieles a nuestros principios de dignidad, democracia y solidaridad. Queremos recuperar el Brasil, que desde el retorno de la democracia (en 1985) siempre fue visto como un país confiable, empeñado en respetar los derechos humanos y que buscaba evolucionar. Sin dudas, la relación más fructífera es con los líderes progresistas.

¿Cuáles serían las prioridades a nivel internacional de un futuro gobierno de Lula, en caso de ser electo?

La integración de América del Sur es clave, no sólo para preservar la democracia real en el continente sino también para promover la solidaridad y dignidad. Tenemos que fortalecer el bloque sudamericano; y eso será posible con la vuelta a la Unasur, con gobiernos democráticos y populares.  Esto desde luego no implica disminuir la atención dada a la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe), a la que apoyamos. Pero en esta etapa, lo fundamental es transitar por América del Sur para enfrentar la gran amenaza de la ultraderecha, un fenómeno que se ha expandido en el mundo.

 ¿Considera necesario reimpulsar el Mercosur?

Es indispensable movilizar el Mercosur, dinamizarlo. Pero especialmente debe haber un gran esfuerzo de nuestros dos países (Brasil y Argentina) por el respeto a las otras dos naciones, Uruguay y Paraguay. Hay que reforzar el FOCEM (Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur) y fomentar la inversión en proyectos de los dos socios menores.

 Usted mencionó la amenaza que representa la expansión de la ultraderecha para la región. ¿Aún la ve como un peligro?

Lula lo advirtió en la reunión con los dirigentes de la CGT, de esta mañana. Hay una seria amenaza de la extrema derecha para la región. En varias partes del mundo vemos una peligrosa ascensión de esos sectores, al mismo tiempo que una tendencia a la desaparición de las derechas moderadas. Y creo que el gobierno de Brasil hoy es el epicentro de esa extrema derecha internacional. Pero también debemos observar las presidenciales de Chile, donde se debe dirimir si vence el candidato Gabriel Boric, un humanista. El debe confrontar a un político (José Antonio Kast) que representa a la derecha más conservadora, y que sin duda está financiada por fuerzas internacionales. 

 ¿Qué alcance le otorga a la conferencia sobre la democracia organizada por el presidente Joe Biden?

Podemos decirlo de este modo: la Plaza de Mayo mostró un claro contrapunto con cumbre fomentada por Washington. Se olvidaron, por ejemplo, de invitar a nuestra hermana República de Bolivia. Por otro lado, nosotros continuamos reivindicando aquella iniciativa que llevó a rechazar el proyecto del ALCA. Hoy lo importante es enfrentar con unidad y solidaridad de nuestros países, los nuevos momentos históricos que vienen determinados en parte por la pandemia.

 ¿Qué papel le asigna a la Unión Europea en el liderazgo mundial?

Hay una conciencia de Lula de que la relación con la Unión Europea es estratégica. Nosotros no deseamos tener que optar entre unos u otros, tal como está planteado el conflicto geopolítico mundial entre Estados Unidos y China. Con Europa podremos tener una oportunidad de reflexión, inclusive a partir de la preocupación europea por los cambios climáticos. Nosotros consideramos al medio ambiente como un auténtico problema global, y en ese sentido nuestro país debe dejar de hacer aquellas cosas que solo estimulan una imagen negativa en el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí