Científicos de Argentina y Brasil desarrollan la vacuna binacional contra el Covid-19

0
Científicos de Argentina y Brasil desarrollan la vacuna binacional contra el Covid-19
Argentina y Brasil trabajan en la producción de una vacuna contra el coronavirus | CEDOC

Se está estudiando una nueva vacuna contra el coronavirus. El acuerdo es celebrado entre el Conicet, el Instituto Leloir, la Universidad Federal de San Pablo y la empresa de biotecnología californiana Vaxinz. En el segundo semestre se inicia la fase clínica.

La alianza entre científicos de Argentina y de Brasil puede dar un resultado excepcional en un ámbito que apremia: una vacuna contra el COVID-19, concretada gracias a la cooperación binacional. Se trata de un acuerdo celebrado entre el Conicet, el Instituto Leloir, la Universidad Federal de San Pablo, y la empresa de biotecnología californiana Vaxinz.

El diseño de la vacuna fue una invención de los investigadores argentinos pero la participación del grupo brasileño resultó decisiva para los estudios preclínicos con animales. Ahora, en el segundo semestre, se iniciará la fase clínica, es decir, de ensayos con seres humanos.

Cooperación entre Argentina y Brasil para crear la vacuna

Los argentinos se basaron, para crear el inmunizante, en la acumulación previa de conocimientos con el uso de adenovirus para la terapia del cáncer. La vacuna en gestación ya mostró una eficacia sorprendente en la fase preclínica. “Generó una respuesta inmune potente contra el virus en el 100% de los animales inoculados. Y demostró que su efecto se mantiene durante al menos cinco meses sin decaer”, se entusiasmó Osvaldo Podhajcer, jefe del laboratorio de Terapia Molecular y Celular de la Fundación Instituto Leloir. Indicó que ya cuentan con una conclusión inestimable: “El suero de animales inmunizados bloqueó la entrada del virus vivo en las células”.

Precisamente, en esa etapa de experimentación participó en forma activa el grupo del laboratorio de Estudios de Virología y Patogénesis Viral de la Escuela Paulista de Medicina. “Ahora estamos finalizando los ensayos de neutralización de las diferentes variantes del Sars-CoV-2, en la fase preclínica, especialmente de la P1, que es la cepa originada en Manaos y que se propagó por todo Brasil”, indicó la viróloga Juliana Maricato, que lidera el grupo brasileño. Añadió que “los resultados son muy buenos. En la Unifesp testeamos la presencia de niveles de anticuerpos neutralizantes y los animales inmunizados presentaron muy altos niveles de respuesta inmune”.

Comienzo de los ensayos

En las próximas semanas se ensayará la vacuna contra las nuevas variantes del Sars-CoV-2. “Los resultados preclínicos en roedores mostraron que la vacuna desarrollada induce tanto anticuerpos que neutralizan al virus, como también una respuesta inmunocelular contra el mismo, que es lo que dará la protección a largo plazo”, destacó la bióloga argentina Sabrina Vinzón, también coordinadora del proyecto. Y en julio se lanzará la etapa 1 de los estudios clínicos, que en Buenos Aires estarán coordinados por el Instituto Malbrán. La fase 2 y 3 serán realizadas en San Pablo.

Desde luego, el proceso que se avecina es fundamental para el desarrollo de las vacunas. “Prevemos también analizar la protección que conferirá la vacuna a las nuevas variantes que circulan por la región”, atestiguó Manoel Girão, director de la Escuela Paulista de Medicina. Subrayó también que la participación del grupo brasileño se produjo en forma natural: “Desde un principio percibimos el gran potencial que se genera con la complementación de las capacidades”.

El médico añadió:  «Todo esto nos alegra mucho, porque la aproximación de centros de excelencia permitirá el desarrollo tecnológico de la región. Es una iniciativa de gran relevancia, como quedó demostrado por esta pandemia, pues le traerá seguridad de acceso a las nuevas vacunas a las naciones latinoamericanas”.

Cómo funciona la nueva vacuna en estudio 

La vacuna se basa en la tecnología de “vector viral”, que usa un virus modificado para introducir parte del material genético del coronavirus (sin efectos patógenos) en el organismo, con lo cual se induce la protección. Así lo confirma la doctora Juliana Maricato, jefa del grupo brasileño: “Se trata de una vacuna de segunda generación, porque contempla inmunizar contra las mutaciones que surjan a lo largo de la pandemia”.

Las primeras vacunas de vector adenoviral contenían, de acuerdo con la especialista, la proteína Spike original de Wuhan (China). Pero el virus sufrió múltiples mutaciones a lo largo del proceso, dando origen a las variantes que preocupan a los epidemiólogos ya que están en la base de los ciclos de la dolencia. Lo que se hizo fue reformular el inmunizante de modo que abarque futuras cepas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here