El futuro ministro de Hacienda de Jair Bolsonaro dijo que no quiso desmerecer a la Argentina

    0
    85
    El futuro ministro de Hacienda de Jair Bolsonaro dijo que no quiso desmerecer a la Argentina
    Paulo Guedes, el hombre elegido por Bolsonaro para manejar la economía de Brasil. Foto AFP

    Paulo Guedes había dicho a Clarín que no es prioridad la relación con el país y el Mercosur. El presidente electo manifestó que pretende “mantener el bloque”.

    El economista Paulo Guedes, doctorado en la Universidad de Chicago, se disculpó ayer por sus declaraciones sobre el Mercosur y la relación con la Argentina: “Nunca los quise desmerecer”, indicó. Fue luego de un episodio ocurrido el domingo, poco después del triunfo de Jair Bolsonaro, en que el futuro ministro de Hacienda dijo a la prensa: “Argentina no es una prioridad. Y el Mercosur tampoco es una prioridad”.

    La noche del lunes, Bolsonaro había declarado en una entrevista a la TV Record que pretende “mantener el Mercosur”. Aunque coincidió con Guedes en la necesidad de no quedar atrapado por el bloque regional: “Queremos abrirnos a todo el mundo”. No es que el economista haya cambiado exactamente los contenidos de la frase que empleó para calificar a los socios del mercado común; pero moderó su tono en el nuevo encuentro con la prensa frente a la casa del empresario Paulo Marinho, amigo de Bolsonaro.

    Y expresó que “el problema se originó por culpa de la periodista(que le preguntó sobre los temas regionales). Ella hablaba y hablaba: ¿y la Argentina? ¿y el Mercosur? Ahí sentí que no me dejaba aire y yo respondí que Argentina no es una prioridad y que el Mercosur no es una prioridad”.

    -¿Puede explicar su respuesta?

    -Nuestro principal problema hoy es el desequilibrio interno, el déficit fiscal. Entonces, nunca quise desmerecer el Mercosur y a la Argentina. Lo que quise decir es que hoy mi prioridad es el gasto público. Nada contra el Mercosur. Solo que no es prioridad.

    El economista Paulo Guedes, dando explicaciones a la prensa. (DPA)
    El economista Paulo Guedes, dando explicaciones a la prensa. (DPA)

    El futuro ministro mostró, también, el recelo que existe entre los integrantes del futuro equipo ministerial, aquellos que ya están confirmados. Cuestionó, por ejemplo, las declaraciones de quien será el jefe del gabinete ministerial en el próximo gobierno, el diputado Onyx Lorenzoni.

    Este parlamentario que pertenece a un partido aliado del mandatario (el Demócrata) había sostenido más temprano: “Voy mañana a Brasilia para iniciar el contacto con el actual gobierno y llevaremos nombres del equipo de transición”. Después añadió opiniones sobre la reforma previsional y eso enojó a Guedes: “El es un político que sabe de política pero no de economía”.

    Bolsonaro mostró a última hora el peso del área económica, especialmente del sector agrícola. Confirmó, sin vacilar, la fusión entre Agricultura y Medio Ambiente. Esta iniciativa, que había partido del Frente Democrático Ruralista, encontró enormes resistencias entre los distintos sectores científicos y entre organizaciones ambientales.

    Cuestionaron que la rebaja de categoría de la cartera ambiental pondrá en riesgo la gigantesca región amazónica que abarca Brasil. Es un área de 5 millones de kilómetros cuadrados de los que ya quedan 4 millones (es decir, se perdió la quinta parte). Esa selva tropical clave en los procesos climáticos de la región podría ser “devastada” por los hacendados que en el pasado solían incursionar por el Amazonas para apropiarse de tierras fiscales, con el objeto de ampliar la frontera agrícola.

    Le tocó al vicepresidente electo, general Hamilton Mourao, dar la lista de la composición de seis ministerios que, según dijo, ya están conformados. Son: Economía, Casa Civil, Relaciones Exteriores, Agricultura, Salud y Trabajo. Indicó también que el antiguo Ministerio de Planificación pasará a depender de Economía, en el rango de secretaría. Mourao señaló que no ocupará ninguna cartera y permanecerá al lado del presidente, en una sala contigua, como su asesor principal. “Quiero estar en una posición más independiente, para asesorar al presidente y para que me tenga a su disposición”, aseguró.

    El futuro jefe de la Casa Civil, que equivale al jefe de Gabinete, fue apabullado por la prensa: “¿Por qué tantas idas y venidas en la conformación de los distintos ministerios? Especialmente por el de Medio Ambiente”, se le preguntó. Es que hace una semana, poco antes de la segunda vuelta, Bolsonaro y su círculo íntimo habían desistido de colocar ese ministerio en la categoría de secretaría.

    A ese interrogante respondió: “Señores, ni habló Bolsonaro ni hablé yo sobre ese tema”. Periodistas del grupo Folha le recordaron entonces que el propio mandatario había dicho: “Antes de tomar una decisión al respecto vamos a consultar a la sociedad sobre esa fusión”. Lorenzoni replicó: “Pero no dijo lo que iba a hacer”. La prensa quiso saber si las palabras pronunciadas por Bolsonaro antes de los comicios “eran fruto de una presión electoral”. A eso, Lorenzoni replicó: “Yo nunca vi eso. Usted está diciendo algo que yo nunca vi”.

    Eleonora Gosman

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here