Jair Bolsonaro decidió cambiar al futuro ministro de Educación

    0
    Jair Bolsonaro decidió cambiar al futuro ministro de Educación
    El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, en una reunión con militares. AFP

    El presidente electo había nombrado a Mozart Ramos, un moderado que es doctor en química. Este jueves lo reemplazó por Ricardo Velez Rodriguez.

    El brasileño Mozart Ramos, un moderado que es doctor en química y ex rector de una universidad federal, duró muy poco como futuro ministro de Educación. El presidente electo Jair Bolsonaro decidió dar de baja esa figura porque había creado gran antipatía en la llamada “bancada evangélica”, el bloque de diputados y senadores que representa los intereses de ese sector religioso. Mozart había llegado a Bolsonaro por la vía de Vivianne Senna, presidenta del instituto Ayrton Senna y hermana del corredor de F1 fallecido.

    Finalmente, Bolsonaro anunció por Twitter que Ricardo Velez Rodriguez será el nuevo titular de Educación, un filósofo y profesor emérito de la Escuela de Comando del Estado mayor del Ejército.

    El perfil de Mozart no coincidía con las pretensiones educativas de los parlamentarios evangélicos. Estos habían dado la luz verde para el nombramiento de Guilherme Schelb. Es un procurador que defiende el proyecto “Escuela sin Partido” elaborado por los evangélicos, como parte de la plataforma que llevó a Bolsonaro a la victoria el 28 de octubre último. Schelb tuvo una larga reunión con el próximo mandatario. Y fue en la Granja do Torto, una de las residencias oficiales.

    Para asumir el ministerio, el fiscal tendría que haber abandonado su carrera en el Ministerio Público Federal. “Tuvimos una charla de presentación donde le comenté al presidente mi análisis sobre las cuestiones centrales de la educación brasileña que deben ser enfrentadas con la máxima urgencia”, declaró al salir de la cita.

    Schelb tenía a su favor una amistad con el pastor Silas Malafaia, líder de la Asamblea de Dios y muy próximo al presidente electo. Para el religioso “Schelb encarna el pensamiento ideológico de esta bancada evangélica. Por eso tiene el apoyo de todos nosotros”, declaró al diario Folha de Sao Paulo. Pero no fue el elegido.

    Claudia Costin, de la Fundación Getulio Vargas y directora de Educación del Banco Mundial, además de ministra en el gobierno de Fernando Henrique Cardoso, lamentó que Bolsonaro hubiera desplazado a Mozart Ramos (el primero en ser nominado). Subrayó: “Brasil no es una teocracia. Un nombre no puede ser vetado por una bancada religiosa”.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí