El ultraderechista Jair Bolsonaro, con más chances de llegar a un balotaje

    0
    El ultraderechista Jair Bolsonaro, con más chances de llegar a un balotaje
    Discurso. El candidato de la ultraderecha a la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro, gana seguidores en gran parte del país. /AP

    Según las encuestas, tiene una mayor intención de voto que el socialdemócrata Geraldo Alckmin, ex gobernador de San Pablo.

    Estos días tiene lugar, en Brasil, una batalla feroz entre dos personajes que pretenden, compulsivamente, conquistar los votantes de centro y centroderecha. De un lado está el ex gobernador de San Pablo Geraldo Alckmin, un socialdemócrata de perfil más moderado. Del otro, el diputado ultra conservador Jair Bolsonaro, un “principiante” en las carreras kilométricas hacia las presidenciales, que algunos califican como “un candidato bizarro”.

    Pero están, también, aquellos que advierten que esta pelea por esa franja del electorado no es solo una riña circunstancial. Afirman que el parlamentario no es un fenómeno de corta duración. No se lo puede sinonimizar con aquellas figuras tradicionales del conservadurismo brasileño, que comenzaban con altos porcentajes en las encuestas y terminaban luego reducidas a una sombra.

    El sociólogo y director de Vox Populi, Marcos Coimbra, sostiene: “Bolsonaro no nació en la televisión y no es el tipo de candidato que el ciudadano identifica por referencias vagamente positivas. El tiene un enraizamiento real en la sociedad”. En su relato, que resulta de las múltiples encuestas electorales realizadas por esa consultora, Coimbra afirmó que los primeros seguidores de este presidenciable formaban parte de “la baja clase media carioca suburbana. Y de allí se proyectó a nivel nacional”. Dijo también que “Bolsonaro es conservador por definición y no por opción” y que es “el mayor representante del antilulismo”. Más aún, admitió que no tendría cómo alcanzar semejante participación en las encuestas, consolidada en un mínimo de 20%, de no tener partidarios en los sectores más populares: “El también está en el imaginario de muchos moradores de las periferias”.

    Lo cierto es que el “outsider” de estos comicios, como gusta definir el analista político Igor Gelow, se lleva la mayoría de las intenciones de voto de quienes en 2014 votaron por el ex candidato Aécio Neves (derrotado por Dilma Rousseff en la segunda vuelta). Según muestra la consultora Ibope, Bolsonaro le gana al ex gobernador paulista Alckmin en 6 de los 10 estados provinciales que hace cuatro años fueron patrimonio de Neves,también del Partido Socialdemócrata de Brasil (PSDB). Inclusive reina en San Pablo con 22% de las adhesiones contra 15% del ex mandatario provincial. Vale mencionar que por 20 años el estado paulista fue un reinado exclusivo de la socialdemocracia.

    Y esto sucede cuando faltan tan solo 43 días para la primera ronda de los comicios. Eso provoca, sin duda, una cierta desesperación en la campaña del “tucano” Alckmin. El logró una victoria inicial al conseguir que lo apoyaran, en una alianza, ocho partidos del centro. Con eso, no sólo conseguió más tiempo de TV para la propaganda que comienza el 31 de este mes; también obtuvo una mejor distribución nacional de comités. Los aliados de Alckmin hacen un cálculo: éste tiene 5 minutos de publicidad televisiva mientras que su enemigo Bolsonaro cuenta tan solo 8 segundos. Juzgan que Alckmin podría revertir el escenario negativo que lo envuelve. Y creen que esto será visible luego de los 10 primeros días de propaganda audivisual gratuita (también en la radio).

    Datafolha indicó que el diputado ultraconservador tiene otras armas a mano, que pueden ser igualmente efectivas. Afirma que 87% de sus electores tienen cuenta en Facebook y 40% comparte las noticias políticas mediante esa plataforma. Otro 43% disemina las noticias via WhatsApp.

    Una investigación realizada sobre la presencia en las redes sociales del conjunto de postulantes revela que los seguidores de Bolsonaro superan la suma de aquellos que acompañan a Lula da Silva y Marina Silva (Red Sustentable). También es cierto que este dato, con la importancia que tiene, debe ser relativizado. Lula, con 39% de las intenciones de voto en las encuestas, le gana de lejos a Bolsonaro tanto en la primera como en la segunda vuelta. Por el momento, lo que está en juego es quién será el candidato de la derecha que esté en el segundo turno. Muchos descuentan que tendrá que competir con quien designó Lula como su sucesor, el ex intendente paulistano Fernando Haddad. La ventaja con que cuenta este profesor universitario se basa en las adhesiones a su partido, el PT, que crecieron en forma singular desde 9% en diciembre de 2016 al 24% actual, segun Datafolha. Pero su fortaleza está en otro lado: en la presencia de Lula, que será plenamente identificado con quien ahora es su vice. La propaganda apunta en esta dirección: “Lula es Haddad”.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here