El ultraderechista Jair Bolsonaro fue gravemente herido en un atentado en Minas Gerais

    0
    Acto. El candidato Jair Bolsonaro, en andas antes de ser acuchillado en un mitin político en Mina Gerais (AP).

    Lo atacó un individuo con un cuchillo en un acto de campaña. Sufrió heridas en el intestino, el colon y una vena, según un parte médico. Tras ser operado, se hallaba estable. Repudio de la dirigencia política.

    Las novedades variaban por minutos. Primero, la puñalada inferida al candidato ultraconservador Jair Bolsonaro no había pasado de una “herida superficial”. Pero al anochecer de este jueves, una nueva cirugía indicó que al presidenciable el cuchillo le había perforado el intestino, el hígado y los pulmones. Se habló también de una arteria comprometida. El ataque, cometido por un hombre de unos 40 años, ya identificado y encarcelado por la policía, dejó a los brasileños en ascuas. Es la primera vez que ocurre un hecho así desde el retorno a la democracia en 1985.

    Sólo a las 21.15 se aclararon las cosas cuando los médicos que lo operaron ​ofrecieron una conferencia de prensa en la que indicaron que la situación había sido extremadamente delicada ya que el cuchillo con el que fue herido le atravesó parte del intestino. Bolsonaro tuvo también una lesión en una vena. Un parte médico difundido después agregó que había sufrido además la perforación del intestino delgado y del colon.

    Según los profesionales que lo atendieron, Bolsonaro tiene como mínimo unos diez días de internación. Informaron además que le habían hecho un ano contra natura por dos meses y que el riesgo de muerte había sido muy alto a causa de la hemorragia. Desde el punto de vista político, sin embargo, el dato es que aún no es claro cuándo podrá retomar la campaña para las presidenciales del 7 de octubre.

    Rechazada de inmediato por todas las agrupaciones políticas, sin excepción, la agresión partió de un hombre desconcertante: Adélio Bispo de Oliveira. Detenido en el mismo momento del atentado, el atacante -según la policía- tiene instrucción universitaria. Antes de cometer el atentado posteó mensajes de odio en su Facebook contra el diputado derechista. Lo acusó de político inútil; pero nada demasiado extremo que justificara inferir una herida de semejante riesgo para el diputado. Cuando fue arrestado, Oliveira le dijo a la policía que “lo suyo era una misión divina”.

    Herida. Bolsonaro y su gesto de dolor tras ser herido en el estómago (EFE).
    Herida. Bolsonaro y su gesto de dolor tras ser herido en el estómago (EFE).

    Bolsonaro tiene 22% de intención de voto y es líder en las encuestas cuando Lula da Silva no es mencionado. Estaba en un acto en Juiz de Fora, una importante ciudad industrial de Minas Gerais. Y era llevado en andas en medio de la multitud cuando el agresor, disimulado entre sus seguidores, le dio el cuchillazo. El candidato se tapó de inmediato el torax con una especie de camiseta o trapo, pero no se veía gran cantidad de sangre. Posteriormente, una foto publicada por el diario O Globo mostró al candidato en la sala de cirugía, mientras los médicos suturaban la herida. Ni siquiera estaba “entubado”, lo que indicaría que en ese momento bastó con colocarle anestesia local.

    Sospechoso.Imagen de Adelio Bispo de Oliveira, quien fue arrestado como supuesto atacante de Jair Bolsonaro en Brasil (AP).
    Sospechoso.Imagen de Adelio Bispo de Oliveira, quien fue arrestado como supuesto atacante de Jair Bolsonaro en Brasil (AP).

    En esos primeros minutos, los médicos indicaron que “no había perdido mucha sangre”. Uno de los hijos mencionó que había recibido 6 puntos, lo que configuraría una lesión de 5 a 6 centímetros de longitud. La policía federal que protege a todos los presidenciables (son 13 en total) se comunicó de inmediato con el presidente Michel Temer. Pero cerca de las 18, el candidato era sometido a una cirugía compleja porque la puñalada había perforado su intestino y comprometido otros órganos.

    Fue “más grave de lo que creíamos”, dijo en un tuit su hijo Flávio. “La perforación alcanzó parte del hígado, del pulmón y parte del intestino. Perdió mucha sangre”, detalló el hijo del diputado, antes de precisar que “su estado ahora parece estabilizado”. El parte médico de la noche no mencionaba la herida al pulmón y tampoco el hígado.

    Entre los periodistas y los políticos la ansiedad fue en aumento. Según el columnista Igor Gielow, de Folha de Sao Paulo, los analistas ya encontraban difícil pronosticar cómo terminaría el proceso electoral en curso. “Los hechos de este jueves solo prueban que el fondo del pozo siempre puede estar más abajo”. Recordó, también, la muerte en un accidente aéreo de Eduardo Campos, el candidato del Partido Socialista Brasileño en 2014. “Eso cambió por completo el escenario de la disputa en aquel año”.

    En un principio, todo parecía indicar que este ataque podría favorecer al diputado, en la medida en que apenas se trataba de una lesión de superficie. Se pensó que su aparición en las tapas de los grandes medios y en la TV podría impulsar su imagen. Un dato increíble fue, justamente, el inmediato aumento de la Bolsa de San Pablo y la caída del precio del dólar. Pero el escenario varió cuando se difundió el parte médico oficial, con una situación clínica más delicada.

    Con todo, hubo opiniones divergentes sobre las razones de la recuperación. Para algunos analistas, esto podía implicar la salida de Bolsonaro de la carrera electoral. Y por consiguiente, tendría un fuerte impulso la figura de socialdemócrata Geraldo Alckmin, uno de los preferidos por los financistas por confiar en que este candidato tendrá la fuerza suficiente para “realizar las reformas que se precisan en Brasil”. Otros sin embargo dijeron lo contrario: “El podrá ganar votos luego de esta fuerte exposición mediática”, dijo el economista Alvaro Bandeira. Y la suba de la Bolsa y la caída del dólar podrían en realidad indicar que los mercados aprueban a Bolsonaro como la contracara del laborista Ciro Gomes y el petista Fernando Haddad.

    Este último, que en breve debe ser elevado a la categoría de presidenciable por el PT y su alianza, declaró que “es absurdo y lastimoso” el ataque al diputado derechista. “Nosotros, demócratas, debemos garantizar un proceso tranquilo y pacífico y reformar el papel de las instituciones”.

    A través de un mensaje en Twitter, Ciro Gomes sostuvo que el ataque fue “una barbarie” y exigió que “las autoridades identifiquen y castiguen a los responsables”. Este laborista (del PDT) había calificado días atrás a Bolsonaro como un “Hitlercito”.

    La Orden de Abogados de Brasil manifestó, en un comunicado, su “repudio por el acto de violencia practicado contra Jair Bolsonaro. La democracia no admite este tipo de situación”. Además, el presidente Michel Temer calificó el atentado de “intolerable”.

    Eleonora Gosman

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí