El viage de Bolsonaro incluyó una visita a la CIA
Foto: Alan Santos/PR

Primer caso de un presidente brasileño que incluye, en su programa, una entrevista en la sede central en Langley

SAN PABLO (Eleonora Gosman)

El presidente Jair Bolsonaro Salió el lunes temprano de Blair House donde se hospeda en Washington con destino desconocido. Varias horas después se supo que el jefe de Estado brasileño había visitado el cuartel central de la CIA en Langley, a unos 15 kilómetros de la capital norteamericana. Y allí lo recibió Gina Haspel, la diretora de la agencia. Quién informó sobre esa visita fue el hijo Eduardo, diputado federal y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara. Y lo hizo, como es el estilo de la familia presidencial, a través de Twitter. En la visión del legislador, la CIA es “una de las agencias más respetadas del mundo” y la entrevista “será una excelente oportunidad para conversar sobre temas internacionales de la región con técnicos peritos del más alto nivel”. La expresión esconde, sutilmente, un desprecio por el universo académico estadonunidense, estudioso del mundo, y por la diplomacia. La presidencia brasileña, a través de su vocero Rego Barros, fue más específica: la ida a la Agencia Central de Inteligencia tienía que ver con “la importancia que el presidente le confiere al combate al crimen organizado y al narcotráfico, como también a la necesidad de fortalecer acciones en el área de inteligencia que abarcan a los ministerios de Justicia, de Seguridad Pública y al Gabinete de Seguridad Institucional”. Al caer la noche, el portavoz de Bolsonaro dijo que el encuentro –al que asistió acompañado por sus ministros Sergio Moro y el general Augusto Heleno– fue “un éxito”.

Poco después de ese recorrido, y ya de vuelta en la residencia que aloja a los invitados del presidente Donald Trump, recibió al ex secretario del Tesoro Henry Paulson. A continuación dio una entrevista a la Fox News y por último discurseó en la Cámara de Comercio Americana. Se diría que sus palabras en esa cena con empresários, no tuvieron especial relevancia. Repitió lo que ya había dicho varias veces, incluso desde antes de ser ungido en el máximo cargo de la república, con expresiones de “gran admiración” hacia Estados Unidos y el gobierno de Trump. Para él, el “Pueblo americano” es uma fuente de inspiración cuando debe tomar “decisiones importantes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here