Grupos de ultraderecha marcharon en San Pablo y Brasilia contra Dilma

0
19

Una movilización inédita de la derecha brasileña reunió ayer unos 3.000 militantes anti PT en plena avenida Paulista. Venido desde Curitiba, donde perdió las elecciones a diputado (sacó 1,3% de los votos), el joven empresario Paulo Martins vociferaba delante de sus partidarios: “Es innegable que el PT construye una dictadura en el país”. Y a continuación reclamó el “impeachment” de la presidenta Dilma Rousseff. Cientos de jóvenes de clase media portaban carteles a favor de Aécio Neves, el candidato derrotado en las elecciones del domingo pasado.

Otros alzaban papeles con consignas como: “El PT es el cáncer de Brasil” o “Fuera Dilma”. Una mujer mostraba una cartulina donde había escrito con marcador: “Dilma andá a gobernar a Cuba que la parió”. El cantor “todo terreno” João Luiz Woerdenbag, más conocido por su alias Lobão, exigía envuelto en una bandera de Brasil el recuento de los votos. Pero negó que se tratara de favorecer un golpe militar: “Aquí no hay nadie golpista”, pregonaba desde un escenario improvisado sobre un camión.

Lo cierto es que entre los personajes que acompañaron esa manifestación, la primera de su tipo vinculada a la derecha paulistana, estaba Eduardo Bolsonaro, hijo del diputado Jair Bolsonaro, de extrema derecha. También en Brasilia, en la Explanada de los Ministerios de Brasilia, otras 500 personas se reunieron frente al Congreso para protestar contra Rousseff y pedir su juicio político.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here