Haddad paz y amor
Haddad esta mañana en el Instituto Lula. Firmó un compromiso con UNICEF

Para el candidato del frente Brasil Feliz de Nuevo, Fernando Haddad, la campaña electoral “debe transcurrir en paz. Nosotros no responderemos a ningún comentario de nuestros adversarios. Lo que queremos es difundir lo esencial de nuestras propuestas para la gente”. Así lo señaló en una cita con un grupo de periodistas esta mañana, entre ellos este diario. Su tono “paz y amor” contrasta con la creciente oposición que despliegan las mujeres contra el presidenciable Jair Bolsonaro, que está en el tope del ranking (30% de intenciones de voto).

“No hay que responder a las provocaciones. Sino mantener la línea de solo hablar de las propuestas” escuchó Haddad de boca del ex presidente Lula da Silva en una reunión que mantuvo con él este lunes último en Curitiba. Al líder petistas no es le escapa el  recimiento de los votos de la periferia destinados a Bolsonaro. Donde la resistencia se hace más fuerte es bajo la bandera de “El no” (all diputado ultraderechista), desplegada por el movimiento femenino con expresiones en Facebook, Twitter y otras redes sociales. Ayer, la protesta tomó las calles para manifestarse contra la misoginia y la discriminación por sexo y racial. En esa corriente se embanderó la candidata a vice de Haddad, Manuela D´Avila, que estuvo en la movilización.

Bolsonaro comenzó su plan para responder a esas protestas. Esta mañana divulgó partes de lo que deber ser su “Carta a la Nación”, un manifiesto que de acuerdo con el equipo del candidato debe ser su compromiso con la democracia y la no discriminación. En principio, ratificó la política del “bolsa familia” (el subsidio estatal para los más pobres). Pero sostuvo: “Los fraudes en el bolsa-familia son comunes. Son millones que dejan de llegar a la gente que realmente lo precisa. Una distribución correcta resultará en un gran impacto financiero positivo”. Deja claro, entonces, que esa será una de las variables para el ajuste fiscal, la esencia de su programa económico que está en manos de Paulo Guedes, un adherente a los “Chicago boys” de la economía.

Destacó, también, que “muchos miran a propósito la división de la sociedad, que resulta en la lucha de clases y en el debilitamiento de nuestros valores”. Continúa luego con este mensaje: “Personas divididas, sin identidad familiar y cultural, son presas fáciles para quienes quieren controlarlas. Es el plan perfecto para quien quiere perpetuarse en el poder”.

Eleonora Gosman

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here