Jair Bolsonaro crece, pero poco, y los mercados reaccionan a la baja en Brasil

    0
    Jair Bolsonaro crece, pero poco, y los mercados reaccionan a la baja en Brasil
    Saludos. Imagen de archivo del ultraderechista Jair Bolsonaro, antes de que fue acuchillado en un acto político (EFE).

    El ultraderechista subió de 22 a 24%. El socialdemócrata Alckmin, favorito en el mundo financiero

    En el mundo paralelo y virtual de los mercados financieros, la última encuesta de los presidenciables en Brasil provocó un sacudón. Publicada el lunes por el diario Folha de Sao Paulo, indicó que la derecha y la centroderecha se encuentran tan divididas y limitadas como la centroizquierda.

    Uno de los preferidos por quienes operan en el mercado de cambios, el candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro, reveló que había alcanzado su techo. Sus intenciones de voto subieron de 22 a 24 por ciento. Pero el rechazo contra él trepó de 39 a 43 por ciento.

    Sin embargo, el verdadero favorito es Geraldo Alckmin, ex gobernador de San Pablo y postulante por el socialdemócrata PSDB. Este político compite por su segunda vez en una carrera que puede, o no, llevarlo al Palacio del Planalto. La primera fue en 2006 contra el ex presidente Lula da Silva, que conquistó, entonces, su reelección.

    Sin duda, los “mercados” hubieran preferido tener a Alckmin, un moderado, en la segunda vuelta. Pero su desempeño no despierta ilusiones: creció apenas 1 punto porcentual (de 9% pasó a 10), y se ubica en tercer lugar en un empate con varios otros candidatos, incluido Fernando Haddad, el candidato que este martes fue oficializado por el PT en reemplazo de Lula, condenado en segunda instancia por un caso de corrupción.

    En el hospital. Jair Bolsonaro, en su cama tras el atentado (AP)
    En el hospital. Jair Bolsonaro, en su cama tras el atentado (AP)

    Este martes, y con ese escenario, el dólar volvió a trepar y cerró a 4,155 reales (un 1,49%de aumento respecto del cierre del lunes). Y el índice de la Bolsa de San Pablo cayó 2,33%. Para muchos analistas del sector financiero esto sugiere que para los mercados la disputa por el sillón presidencial en Brasilia tendrá de un lado a Bolsonaro y del otro al laborista Ciro Gomes o el petista Haddad.

    Dicen, algunos, que este último es el más “asustador”. Y mencionan un programa heterodoxo que no gusta nada al sector financiero. Por ejemplo, menciona que el objetivo de la alianza Brasil Feliz de Nuevo -la de Haddad- es crear empleos, aumentar la renta laboral y ampliar el crédito mediante inyección de recursos públicos y una reforma bancaria. Nada habla, en cambio, de la necesidad de profundizar la reforma laboral y evitar a toda costa el déficit fiscal.

    Apoyo. Simpatizantes del candidato ultraderechista Jair Bolsonaro instalan un muñeco inflable con su imagen en San Pablo (EFE).
    Apoyo. Simpatizantes del candidato ultraderechista Jair Bolsonaro instalan un muñeco inflable con su imagen en San Pablo (EFE).

    Sin embargo, hay muchos que no le temen al sucesor de Lula. Estuvieron reunidos con él y percibieron que el petista no es ningún “loquito”. Piensan que él podrá modificar su discurso y ajustarlo más a la posición de quien acepta la necesidad de un ajuste. Dicen que ésa fue la impresión que tuvieron varios representantes del poder eeconómico luego de reunirse privadamente con el flamante presidenciable. Según el diario Valor Económico, lo consideran “el más tucano de los petistas”. Dicho de otro modo, es el que más se acerca a los enfoques de Alckmin. No por casualidad el ex presidente Fernando Henrique Cardoso sostuvo que en caso de que la competencia termine con Bolsonaro-Haddad en la segunda vuelta, la socialdemocracia tendrá que apoyar al ex intendente de San Pablo.

    Los financistas apuestan a que Haddad modere su discurso antes, inclusive, de la segunda vuelta. Según el entendimiento de algunos economistas que fueron parte de esas reuniones, “él sabe que es preciso un compromiso fiscal”.

    Se impone una pregunta: ¿Será que los mercados no le jugarán en contra? No hay por qué pensar que no habrá turbulencias fuertes. Después de todo, ése es un mecanismo excelente para condicionar cualquier programa de quien venga a presidir Brasil. Hay otro candidato al que le temen los dueños del capital. Es Ciro Gomes que poco tiene de “pro mercados”. El político del Partido Democrático de los trabajadores subió en forma significativa en popularidad y hoy se ubica con 13% en el segundo lugar detrás de Bolsonaro, según la encuesta de Datafolha

    Eleonora Gosman

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí