Los desafíos de Jair Bolsonaro: entre la retórica dura y los límites de la realidad

    0
    Los desafíos de Jair Bolsonaro: entre la retórica dura y los límites de la realidad
    El nuevo presidente de Brasil. Jair Bolsonaro, con su ministro de Hacienda, Paulo Guedes. Su objetivo es aplicar un fuerte ajuste fiscal. /AFP

    El discurso conservador marcará el tono de su mandato. Pero las medidas económicas que pretende aprobar serán impopulares y la oposición pondrá piedras en el camino.

    El discurso conservador que desarrolló Jair Bolsonaro durante su campaña electoral, hecha esencialmente a través de las redes sociales, van a marcar el tono que el jefe de Estado le quiere imprimir a su mandato. Entre ellas figuran la flexibilización en la compra y tenencia de armamento por civiles, que ya fue anunciada. Pero hay otras de tanto impacto como esta, por ejemplo “terminar con la ideología de género” (sic), convertir a las escuelas en formadoras de alumnos que salgan de ellas preparadas para el trabajo y «no para la militancia política”.

    Estas fórmulas, que en apariencia no tendrían mayor envergadura, ya consiguieron sin embargo provocar acciones concretas. A partir de este miércoles 2 de enero, por ejemplo, habrá una operación llamada de “peine fino”, para identificar los cuadros del Partido de los Trabajadores insertados en la administración pública. Para ellos no habrá perdón. Una de las medidas que ya se adoptaron es el rastreo de los posteos en whatsapp, facebook o twitter. Ya se anticipó que si detectan expresiones compatibles con petistas, o miembros de otros partidos de izquierda, todos serán echados de sus puestos de trabajo.

    Desde luego, lo que hace factible esta “persecución” es la propia desilusión de los brasileños con la política “tradicional”. Si algo explica la victoria del presidente Jair es precisamente que el Congreso fue visualizado estos últimos años como un lugar donde se juntaban los “delincuentes” acusados de los peores delitos de corrupción. En base a este escenario hay dos probables reacciones del jefe del Palacio del Planalto. Es altamente probable que en un principio desprecie las organizaciones partidarias pensando que le alcanzará para conseguir aprobaciones parlamentarias con su propia base: que incluye desde los 52 diputados que el Partido Social Liberal consiguió por primera vez en su historia, hasta desgajamientos de fuerzas de la derecha que migrarían hacia un frente con el bolsonarismo.

    Según afirman los analistas, esto sería posible mientras dure la luna de miel de los primeros 100 días. Pero en el mediano plazo pondría demasiadas piedras en el camino de la aprobación de medidas impopulares. Esas son justamente las que pretende el ministro de Economía Paulo Guedes y avala en forma expresa el mundo del empresariado.

    El otro assunto que suscitará polémicas y confrontaciones, entre el gobierno y los sectores productivos brasileños, es el de las relaciones con sus socios del Mercosur, con China, con Israel y con Estados Unidos. Sobre el bloque regional, el presidente Mauricio Macri ya había mostrado los límites de la “modernización” que pareciera proponer Brasil. Al ministro Guedes le interesa una apertura de la economía y la posibilidad de negociar en forma autónoma con quién decida su gobierno. Macri, em cambio, se encargó de fijar la posición argentina en la última cumbre del Mercosur en Montevideo. Fue allí donde dijo que el bloque “es la plataforma común (de los cuatro países socios) “para negociar acuerdos con el resto del mundo”.

    Y este martes en Brasilia, el canciller Jorge Faurie –que representó al gobierno argentino- recordó en una conferencia de prensa en Brasilia que el Tratado de Asunción tiene más de 30 años y, por lo tanto, está consolidado.

    Macri, que no estuvo presente por encontrarse de vacaciones en el sur de nuestro país, le deseó suerte a Jair Bolsonaro. Lo hizo a través de Twitter, donde posteó: “Quiero enviarle mis mejores deseo en el día que asume como presidente de Brasil”. Y añadió: “Nuestros gobierno seguirán colaborando en función de aumentar la prosperidad de nuestros pueblos”.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí