Nuevo escándalo en las puertas del Palacio del Planalto

0
30
Fabrício Queiroz y Flávio Bolsonaro

El caso amenaza la estabilidad presidencia

San Pablo – Eleonora Gosman

Una nueva querella detonó este jueves temprano en las puertas del Palacio del Planalto; y ya impacta de lleno en la figura presidencial. Un ex amigo de la familia Bolsonaro fue detenido esta madrugada en Atibaia, una ciudad del interior de San Pablo. Se trata de Fabricio Queiroz, ex asesor de Flavio Bolsonaro, el hijo mayor del presidente brasileño y actual senador nacional. Del detenido se sospecha que comandó hasta fines de 2018 una “asociación ilícita”, que presuntamente habría operado al servicio de Flavio.

La operación policial, bautizada “Ángel”, fue deflagrada en simultáneo en la capital paulista y en la carioca, a pedido de los fiscales de Río de Janeiro y de San Pablo que estuvieron muy activos esta semana en la investigación de aliados del presidente brasileño, que podrían estar involucrados en casos de corrupción. Queiroz, un ex íntimo de los Bolsonaro, técnicamente no era un “prófugo” de la justicia. Ningún juez había solicitado su prisión.  Pero aun así decidió esconderse a fines de 2018, poco después del triunfo bolsonarista, cuando estalló un escándalo que lo comprometería no solo con los casos de corrupción sino también con las “milicias” (bandas parapoliciales) que actúan en Río. Podrían inclusive existir nexos de Queiroz con la banda que asesinó a la concejal carioca Marielle Franco.

Uno de los hechos llamativos de esta operación policial de hoy es el lugar donde fue encontrado el ex amigo del presidente. Lo detuvieron en una casa, ubicada en la localidad paulista de Atibaia, que pertenece al abogado Frederick Wassef.  Lo curioso es que este letrado estuvo presente ayer en una ceremonia celebrada en el Palacio del Planalto, invitado especialmente Jair Bolsonaro. Fue durante la asunción del flamante ministro de Comunicación Fabio Faria. Allí se encontró con el gabinete de Bolsonaro en pleno.

El abogado Wassef es quien lleva adelante el juicio que el presidente entabló contra Adelio Bispo, quien lo atacó a cuchilladas en septiembre del 2018 en Juiz de Fora (Minas Gerais). Pero también se ocupa de defender al senador Flavio en la causa abierta en su contra por un supuesto delito de desvío ilegal de fondos, cuando era diputado estadual.

¿Por qué Queiroz estaba refugiado, desde hace un año, en la quinta de Wassef? Esa es la gran pregunta que se formulan en el círculo íntimo presidencial. El abogado afirmó, en dos oportunidades que no tenía idea del paradero de Fabricio. “No sé, no soy su defensor” alegó ante la prensa. En los medios brasileño resaltan el aprecio que siente el presidente por Wassef: fue este abogado quien consiguió suspender las investigaciones que se realizaban sobre datos bancarios de Queiroz y de sus cómplices, y que afectaban en forma sensible al senador Flavio.

Según un columnista de Folha de Sao Paulo, el nuevo escándalo ocurre en un contexto “de crisis que se vive entre los Poderes (Ejecutivo y Judicial) desde comienzos de 2020”; añade que los apuros del gobierno brasileño suceden en medio de la “desorientación en el combate a la pandemia del Covid-19, y frente a la bomba recesiva armadas en la economía del país”. El columnista Igor Gielow recordó “el fin de semana marcado por desafíos enormes del bolsonarismo a los otros poderes. El presidente emitió una nota amenazadora sugiriendo desobediencia de las Fuerzas Armadas a la Justicia”. En ese contexto “fueron presos bolsonarista radicales y la justicia pidió el quiebre del secreto bancario de parlamentarios de su grupo”.

Estas investigaciones son las que llevaron, de hecho, a la operación “Angel” que la policía federal desarrolló este jueves. A esto debe sumarse que el Tribunal Superior Electoral mantiene, bajo análisis, una eventual casación de la fórmula presidencial (Bolsonaro-Mourao), por actos irregulares durante la campaña electoral que habrían incidido en la victoria del binomio. Para Bolsonaro, la prisión de su ex amigo Queiroz abona su tesis de que la justicia intenta “construir un clima político para sacarlo del cargo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here