Tras el atentado, el desafío del ultraderechista Bolsonaro: regresar contra reloj a la campaña

    0
    Jair Bolsonaro en su cama del hospital, saluda con el pulgar y sonríe a la cámara.
    Jair Bolsonaro en su cama del hospital, saluda con el pulgar y sonríe a la cámara.

    El político que encabeza las encuestas fue trasladado a un centro médico especializado en San Pablo. Se encuentra estable pero debe seguir internado varios días. Y luego tendrá problemas de movilidad. El comicio es el 7 de octubre

    El diputado y presidenciable Jair Bolsonaro estará afuera de las actividades de campaña al menos los próximos 10 días. Hay razones biológicas para esto: tuvo tres suturas de intestina delgado y una colostomía. Además sufrió una hemorragia abdominal aguada, el jueves por la tarde, y tuvieron que detenerla quirúrgicamente. Todo indica un cuadro de alto riesgo que exige un tiempo prolongado de posoperatorio por la magnitud de las lesiones. Esto lo confirmaron el mismo jueves por la noche los médicos que practicaron el acto quirúrgico en el hospital Santa Casa de Juiz de Fora. El candidato fue traslado por vía aérea al sanatorio más prestigioso no solo de Brasil sino de América Latina: el Albert Einstein. Allí apenas indicaron que el diputado está en buen estado, pero no hubo pronósticos de cuánto tiempo deberá permanecer internado.

    Jair BOlsonaro en el momento del ataque, cuando fue trasladado al hospital donde fue operado . DPA
    Jair BOlsonaro en el momento del ataque, cuando fue trasladado al hospital donde fue operado . DPA

    Los especialistas señalan que al ser afectada la vena mesentérica, de un calibre importante, eso exige el reposo absoluto para evitar una nueva ruptura. Es por eso, afirman los especialistas, que no se puede hablar de menos de 15 días para la recuperación total del paciente. Esto, como es evidente, tendrá repercusiones en unas elecciones, que ya venían en un marco de profunda incertidumbre por todo el proceso judicial que involucró al ex presidente Lula da Silva. Un indicio del impacto es el hecho de que todos los presidenciables sin excepción decidieron suspender sus campañas; y que no sólo fue un acto solidario con el diputado sino también porque un temor generalizado de que esto se repita. Nadie desconoce las reacciones en el campo del “bolsonarismo”; un segmento de la militancia política con personas “radicalizadas” que podrían responder en forma imprevisible.

    También es cierto que la gravedad de la herida infligida en el candidato lo dejará fuera de la campaña al menos por los próximos 15 días. Luego, la aproximación del candidato con sus seguidores estará condicionada por una movilidad reducida. Esto, desde luego, podría afectar su capacidad para tornar este hecho delictivo en una “ventaja” electoral. No hay que olvidar que su presencia física, con sus partidarios, ejerce una influencia fundamental frente a la falta de tiempo en la propaganda televisiva gratuita. Solo tiene 8 segundos frente a los 5 minutos del socialdemócrata Geraldo Alckmin quien compite por el mismo segmento de votantes. Y todo esto tiene como contexto los 30 días que faltan, en total, para la primera vuelta, el 7 de octubre. Muchos sostienen que el diputado, que se postula por el Partido Social Liberal, tendrá un impulso adicional por la “simpatía” que puede ejercer su caso. Y esto, señalan, lo llevaría a crecer en las encuestas en la inminencia de los comicios. Pero ese supuesto “beneficio” puede verse simplemente anulado por la incapacidad del candidato de estar cuerpo a cuerpo con sus electores.

    El primer informe médico del Albert Einstein indicó que Bolsonaro «está consciente y en buenas condiciones clínicas «. El aspirante a jefe del Poder Ejecutivo llegó a las 10,43 en una ambulancia que lo trasladó desde el helipuerto del Palacio de los Bandeirantes, sede del gobierno del estado paulista. Allí fue directamente derivado a la Unidad de Terapia Intensiva donde le realizaron todo tipo de exámenes. Los especialistas indicaron que “el tratamiento iniciado en Juiz de Fora (Mina Gerais) está siendo continuado”. Este boletín, difundido a las 14 y 30, será el único emitido durante este viernes por la dirección de prensa del hospital.

    Un foto reciente del candidato con su espoa y uno de sus hijos Flavio ap
    Un foto reciente del candidato con su espoa y uno de sus hijos Flavio ap

    Sus colaboradores y sus hijos, Flavio y Eduardo, que trabajan codo a codo con el padre, pretenden postear todos los días un video con alguna declaración del diputado. De hecho este viernes se transmitió una filmación realizada por Magno Malta, también diputado y militante activo del “bolsonarismo”. En ese breve postaje, Bolsonaro aparece hablando con mucha dificultad y su hijo Eduardo, que habla previamente, da a entender que este no fue un ataque perpetrado por un sólo individuo. “El cuchillo que lo hirió, antes pasó muchas manos”. Major Olimpio, un colaborador íntimo del candidato, que está con él desde la primera hora, sostuvo que “la campaña va a continuar”. Fue en una pequeña entrevista que tuvo con los periodistas en la puerta del Einstein.

    “Nuestro esfuerzo ahora es por el restablecimiento de la salud de él y no estamos pensando en acciones de campaña. Pero esté o no nuestro candidato en los eventos, hay reconocimiento de la población sobre su potencialidad”. Por ahora, sin embargo, el Partido Social Liberal y su aliado el Partido Renovador Laborista Brasileño (PRTB) decidieron suspender todas las actividades programadas. Según el mayor, Bolsonaro “es una víctima más de la violencia de las calles”. Definió, también: “El diputado va a descansar el período que los médicos recomendaron y no se va a regir ésto por el calendario electoral”. Los médicos de la Santa Casa de Juiz Fora tuvieron que salir a explicar la foto que apareció publicada en las redes sociales y luego en el diario carioca O Globo. En ella se veía a Bolsonaro en una camilla, con tres profesionales en su entorno, pero no estaba anestesidado y tampoco entubado.

    Esa instantánea dio lugar a una serie de sospechas, entre ellas, que en verdad el diputado no había sufrido el impacto de un cuchillazo sino apenas una suerte de herida superficial. Eso dio pábulo a que en las redes sociales el caso fuera difundido como apenas una artimaña, tipo “auto atentado”, con el objetivo de provocar una nueva subida en las encuestas y dejar al postulante bien ubicado para la primera y segunda vuelta. A eso debía contribuir la salida de Luiz Inacio Lula da Silva de la candidatura levantada por el PT y su coalición “Brasil feliz de nuevo”.“El no estaba todavía en cirugía” cuando la foto fue tomada, dijeron los médicos. “Los estábamos apenas preparando y examinando la herida”. En tanto, el gobernador de Minas Gerais Fernando Pimentel, que pertenece al Partido de los Trabajadores, dijo que había colocado la policía militar y civil de ese estado provincial en la investigación de quienes pudieron cometer el ataque.

    Eleonora Gosman

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí