Venezuela domino la cita de Bolsonaro con Donald Trump
Venezuela domino la cita de Bolsonaro con Donald Trump. / Foto: Reproducción/Twitter

Así lo indicó el propio presidente brasileño. Dijo además que a su colega lo une la fe en Dios, la repulsa a la ideología de género, el horror a lo políticamente correcto y la aversión a las fake-news.

SAN PABLO (Eleonora Gosman)

Las palabras de Donald Trump, y de su convidado Jair Bolsonaro, indicaron lo único que realmente une a ambos presidentes, al menos en este momento. Se trata de las respectivas convicciones sobre que es preciso “liquidar” al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela. Lo dijo el jefe de la Casa Blanca después de la reunión que tuvo con flamante gobernante de Brasil en el Salón Oval: “Hoy hablamos sobre Venezuela. Brasil ha liderado el proceso de retorno de ese país a la democracia. Fue una de las primeras naciones en reconocer al legítimo presidente Juan Guaidó. Y tenemos que felicitar al pueblo brasileño por la ayuda humanitaria. Los militares venezolanos deben cesar su apoyo a Maduro que es una marioneta de Cuba”.

Bolsonaro se entusiasmó. Y sin sofisticación afirmó: “Estados Unidos y Brasil están hermanados en la fé en Dios, contra la ideología de género, contra lo políticamente correcto y las fake news. Queremos una Norteamérica grande y un Brasil también grande. Sellamos una alianza prometedora entre las dos mayores democracias de las Américas”.

Luego, ante algunas preguntas, el brasileño no quiso dar precisiones sobre eventuales líneas de acción para derribar al actual presidente venezolano. “Hay algunas cuestiones que son estratégicas y no se pueden divulgar, no pueden tornarse públicas. Ciertas informaciones que estuvieron en la mesa (de negociaciones) no se debaten en público”. Y añadió: “En este momento haremos juntos lo que sea posible para terminar con la dictadura venezolana”.

Su anfitrión insistió que Estados Unidos “está abierto a todas las posibilidades y opciones”, incluida desde luego la invasión militar. A cambio, su colega sudamericano obtendría la declaración de “Aliado extra Otan”, a imagen y semejanza de la distinción que obtuvo Carlos Menem en enero de 1999, en su segunda visita a Washington durante la presidencia del demócrata Bill Clinton a Buenos Aires. En aquel momento, el episodio produjo fuerte “consternación” en Brasil porque esa “alianza” sellada entre norteamericanos y argentinos lo dejaba afuera. Hay más coincidencias con la etapa actual. En octubre der 1998, Fernando Henrique Cardoso había sido reelegido y reinició su mandato el 1º de enero de 1999. Fue el mes de la gran devaluación del real como corolario de una enorme fuga de divisas del mercado brasileño iniciada a fines del año anterior.

20 años después, le toca a Trump consagrar a Brasil como socio extraordinario. “Pretendo designar esse país como um gran aliado no integrante de la Organización del Tratado del Atlántico Norte” definió en los jardines de la Casa Blanca. Incluso fue más allá: “Brasil podría llegar a ser aliado dentro de la OTAN, pero para eso tengo que conversar con mucha gente”. Concluyó que eso sería “un gran avance en la seguridad y cooperación entre nuestros dos países”.

Y a cambio ¿qué obtendría el estadounidense? En principio algo que ya está en marcha: el “liderazgo” brasileño para encaminar la “solución del caso” venezolano. Ese será, por ejemplo, el tema de la reunión que en breve tendrá Bolsonaro con sus mayores aliados sudamericanos: el chileno Sebastián Piñera y el colombiano Iván Duque. Con ellos se verá en Santiago de Chile dentro de algunos días.

Después de la reunión en el Salón Oval, el presidente de Braisl hizo declaraciones a la prensa. Dijo que su vehemencia en la resolución del escenario en Caracas tiene que ver con que “Brasil está siendo perjuidcado. No nos interesa ni a nosotros ni a ellos (los norteamericanos) que un país se perpetúe en la situación en la que se encuentra Venezuela”. Fue entonces que sintetizó: “Trump repitió (en la cita) que todas las opciones están en la mesa. Lo que él conversó conmigo reservadamente no lo puedo decir. Discúlpenme”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here